inicio > sistemas > nuevo sistema


MENÚ PRINCIPAL

 


4.- Criterios para decidir por el nuevo sistema, o el otro.



No siempre resulta imprescindible el nuevo sistema.
Aunque siempre podemos actuar y resultar eficientes en toda circunstancia, a veces las condiciones pueden no ser las más propicias a ello y puede que resulte más aconsejable el sistema tradicional de zanja.

El planteamiento inicial ante cada caso consiste en cuestionarse....
- si aplicar el sistema tradicional (zanjas y reposición física del tramo)
- o si no tocar lo externo y rehabilitar desde dentro (“sin zanja”).

Harán falta unos criterios orientadores para tomar la decisión correcta.

1.- Sistema tradicional.
Su conveniencia puede darse en ciertos casos. Como en los que concurran una serie de circunstancias, como las siguientes y en forma acumulada:
- redes rurales, en campo casi abierto y fuera de núcleos urbanos,
- poca profundidad de las mismas,
- excedente de mano de obra no cualificada,
- tiempo sobrado disponible para la realización,
- no necesidad de presupuesto exacto previo, en tiempo y en dinero,
- la no incidencia de olores, polvo, peligro y molestias sobre los demás
Bajo estas circunstancias, y la dificultad de contar con el profesional especializado cerca, lo fácil y sencillo resultaría, en efecto, el sistema tradicional de las zanjas.

2.- Sistema “sin zanja”.
Pero en cualquier otra circunstancia (aunque sólo fuere el aprovechamiento de ese tiempo en resolver otros problemas),... no cabe duda el optar por la realización rápida, eficaz y  “sin zanja”.
Por otra parte, si concurre alguna cualquiera de las circunstancias siguientes, no habrá lugar a duda, respecto del sistema “sin zanja”:
- en núcleos urbanos,
- con premuras y valoración de  tiempos,
- con necesidad de previa exactitud en el  cálculo de costos y plazos,
- con márgenes competitivos, que ajustar en cada obra,

3.- Otros criterios.
Hay otros criterios, sobre los que ya no cabría ni siquiera el planteamiento de zanjas abiertas en la calle, son los siguientes:
-  Criterios políticos: mala prensa, invitación a la protesta y la crítica, mala imagen externa, cansancio achacable siempre a la decisión pública, etc.
- Criterios sociales: los peligros de seguridad y la comodidad (tanto ciudadana como de los trabajadores), la degradación del entorno, los intereses de los comerciantes detallistas, etc.
- Criterios medio-ambientales: la distorsión del entorno, minimizada al 10 % de tiempo, por lo que se hace imprescindible en la zona urbana.
- Criterios económicos de largo plazo: gran fiabilidad y mejoramiento del acabado respecto del de nuevo. Los resultados obtenidos durante los últimos 30 años y ensayos de envejecimiento demuestran dicha fiabilidad superada en 50 años sin deterioro del sistema.  

 

Español Ingles Frances Arabe